Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso.

Más información X Cerrar

AISLAGLAS con
cámara rellena de gas

La tendencia actual en la técnica del vidrio aislante apunta a una esperanza de vida del producto de 25 años aproximadamente. Durante este periodo de tiempo se espera que no aparezca formación de condensación en el interior de la cámara y que las propiedades aislantes, tanto térmicas como acústicas, permanezcan inalterables. Por tanto, todos los materiales que componen el vidrio aislante deben responder a estas expectativas.

En el caso de la cámara de aire, por experiencia sabemos que si estos materiales, han sido correctamente aplicados, hacen que la unidad de doble acristalamiento no pierda sus prestaciones. Pero, ¿qué sucede cuando rellenamos la cámara con otros gases distintos del aire? Mediante el llenado de la cámara con un gas inerte en el vidrio aislante se pretende optimizar las funciones del producto frente al sistema estándar con cámara de aire consiguiendo así:

  1. Un mejor aislamiento térmico, al tener los gases empleados conductividad térmica que el aire.
  2. Un mejor aislamiento acústico, ya que mediante la elección correcta de la cantidad y calidad de la mezcla gaseosa y con un sistema de montaje adecuado, la mejora del aislamiento acústico alcanzable es del orden de 3 dB.
  3. Una protección para la capa metálica de los vidrios energéticos, ya que el relleno, a diferencia del aire, se efectúa con gases o mezclas gaseosas químicamente puras, se cumple además una función protectora para los vidrios recubiertos con capas metálicas.

A fin de maximizar el rendimiento de las anteriormente mencionadas 3 funciones principales del rellenado de gas, es necesario tener en cuenta ciertos criterios en la elección del gas y del conjunto del sellante.

Un gas de relleno apropiado para el vidrio aislante debe cumplir otros criterios:

  1. El gas o mezcla gaseosa debe ser incoloro y no tóxico y permanecer inalterable en el margen de temperaturas al que se encuentra sometido un acristalamiento.
  2. Debe presentar estabilidad y compatibilidad química con los distintos componentes del vidrio aislante AISLAGLAS, debido a los distintos campos de aplicación del acristalamiento aislante, deberá estudiarse la estabilidad química bajo la acción de radiaciones UV y cambios térmicos al elegir el gas de relleno. El Argón (gas noble) cumple este efecto con una función protectora. Asimismo, con el fin de evitar reacciones con los perfiles separadores, el material desecante o los sellantes, debe evitarse el empleo de gases ácidos como el SO2 o el CO2.
  3. Debe presentar una adecuada velocidad de difusión ya que la permeabilidad del sistema depende principalmente de dos factores: de la velocidad de difusión en el sellante y de la solubilidad del gas en compuestos orgánicos.

Vitralba: Aislglas con camara rellena de gasPor tanto debe elegirse el tipo de gas o mezcla de gases correcta, de acuerdo con las prestaciones a conseguir y compatibilidad con los demás componentes del vidrio aislante AISLAGLAS y efectuarse una correcta manipulación y aplicación de todos los componentes y sobre todo del sistema de relleno de la cámara con gas ya que ello determina el resultado final del producto acabado en cuanto a calidad y durabilidad.

Vitralba emplea gas Argón para este cometido.


Dreitec: Diseño y programación Web