Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso.

Más información X Cerrar

AISLAGLAS y vidrios de control solar

El vidrio de control solar es un producto de alta tecnología desarrollado por la industria del vidrio que posibilita que la luz solar pase a través de ventanas o fachadas, y al mismo tiempo, irradia o refleja gran parte del calor del sol hacia el exterior, mientras que el espacio interior permanece iluminado y se mantiene mucho más fresco de lo que estaría si se empleara vidrio convencional.

Esta tecnología incorpora al vidrio capas invisibles de materiales que producen un doble efecto: permiten que la luz solar atraviese el vidrio, pero en cambio impiden que lo haga el calor del sol. Este tipo de vidrios casi siempre van incorporados a un doble acristalamiento aislante AISLAGLAS, actuando asimismo como aislantes térmicos. Con la utilización de este tipo de vidrios se consigue un ahorro en el consumo de energía y un aumento del confort interior gracias a un mayor control de la temperatura sin perder luminosidad.

El vidrio de control solar no tiene que ser necesariamente un vidrio con efecto espejo o un vidrio color, aunque este tipo de acabados se suelen utilizar con fines estéticos.

Las últimas tendencias y necesidades en arquitectura y construcción priman el diseño y creación de edificaciones y estancias ampliamente acristaladas, iluminadas; espacios en los que el calor pueda mantenerse bajo control en verano... está demostrado que un doble acristalamiento AISLAGLAS deja pasar alrededor de un 75 % del calor de la radiación solar hacia el interior del habitáculo que delimita, ello hace que surja la necesidad de la instalación de un AISLAGLAS con vidrios de control solar incorporados.

Radiación solar

Son tres los tipos de radiación que caracterizan el espectro solar: los rayos visibles para el ojo humano (en un 50 %), los ultravioleta (en un 5 %) y los infrarrojos(45 %); estos últimos son invisibles para el ojo humano, pero los tres se caracterizan por desprender energía, es decir, son fuentes de calor.

El factor solar FS de un acristalamiento expresa el porcentaje total de energía y por tanto de calor, que atraviesa dicho acristalamiento, así por ejemplo, un acristalamiento que presente un FS=42 solo dejaría pasar el 42 % del calor procedente de los rayos solares, rechazando el 58% hacia el exterior, ya sea mediante reflexión directa o por absorción y reemisión del acristalamiento hacia el exterior.

Actualmente para la construcción existen vidrios de control solar para acristalamientos disponibles en varios tonos.

Estos vidrios presentan en una de sus caras una capa específica de metales (normalmente plata) que posibilita que estos acristalamientos reflejen o absorban la radiación solar que los acristalamientos con AISLAGLAS normales dejan pasar. Su factor solar (según el tipo de vidrio de control solar incorporado al doble acristalamiento AISLAGLAS) puede incluso alcanzar valores inferiores a 20, en comparación con 75 en el caso de un AISLAGLAS ordinario.

Galería de imágenes

(Haga click para ampliar)
aislaglas y vidrios de control solar aislaglas y vidrios de control solar



Dreitec: Diseño y programación Web