Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso.

Más información X Cerrar

vidrios energéticos

Los vidrios energéticos o vidrios de capa, surgen como consecuencia de la necesidad en las construcciones modernas de ahorrar en costes de energía. A mayor superficie acristalada más luz natural tendremos en las dependencias de una edificación, pero también tendremos más aporte de energía exterior y mayor pérdida de energía interior ya que el calor siempre pasa a través de la superficie acristalada desde las zonas más calientes a las más frías, hasta que se igualan las temperaturas.

El doble acristalamiento AISLAGLAS ha contribuído en gran parte a solucionar este problema ya que al tener en su interior una cámara de aire (o aire más otro gas) seca y en reposo dificulta los intercambios de temperatura entre los dos ambientes que delimita. No obstante dicho aislamiento térmico no es suficiente para satisfacer las exigencias de la arquitectura y construcciones actuales y de ahí la irrupción de los vidrios energéticos, que adecuadamente combinados en un doble acristalamiento reducen notablemente los intercambios de temperaturas.

Existen fundamentalmente dos tipos de fabricación de vidrios energéticos, mediante procesos magnetrónicos o pirolíticos

  • El proceso magnetrónico (proceso en frío) consiste en depositar sobre la cara de un vidrio float incoloro o de color varias capas de diferentes metales extraordinariamente finas mediante pulverización catódica al vacío y aplicar un campo magnético que ordene las partículas metálicas para su perfecta reflexión. Se trata de capas blandas, que no resisten rayazos por lo cual deben estar siempre ensambladas en un doble acristalamientoAISLAGLAS con la capa orientada hacia la cámara de aire del doble acristalamiento o en un vidrio laminado, también con la capa orientada hacia el interior. Nota: Actualmente ya se han conseguido vidrios de capa dura magnetrónica.

  • El proceso pirolítico consiste en revestir el vidrio por una cara con óxidos metálicos depositados mediante pirólisis a la salida del horno de flotado y en caliente. Se obtiene así sobre el vidrio una capa dura caracterizada por no ser necesario decapar el revestimiento en los bordes, cuya superficie no se raya fácilmente y a la que no le afecta la humedad. Ello posibilita su instalación tanto como vidrio monolítico como formando parte de la composición de un doble acristalamiento AISLAGLAS.

Con estos dos procesos se obtienen casi todos los tipos de vidrios energéticos, que son fundamentalmente tres:

  • Vidrios bajo emisivos
  • Vidrios de control solar
  • Vidrios de altas prestaciones (bajo emisivos y de control solar)

Galería de imágenes

(Haga click para ampliar)
vidrio energetico vidrio energetico vidrio energetico vidrio energetico